ABOLICIÓN DE LOS FUEROS VASCOS.- Terminada la tercera guerra carlista, Cánovas se dispuso a llevar a cabo su concepto de España, una visión unitaria y centralista donde no cabía la existencia de particularismos. Moderado y conciliador como siempre, la ley de 1876 por la que se suprimían los fueros vascos no contemplaba la igualación del territorio vasco con todo el territorio como pedían algunos diputados, sino que abolió sus privilegios en lo relativo al servicio militar y los impuestos, pero en 1978 se estableció el régimen de Conciertos económicos - que suponía la autonomía fiscal para el País Vasco y que perdura en la actualidad-. Cánovas pensó haber utilizado, también en este caso, una vía intermedia, pero se equivocó porque a lo largo plazo radicalizó las posturas de los vascos, naciendo de la base del carlismo un nacionalismo de carácter radical, que a diferencia del catalán, no se va a conformar con la autonomía, ni va a intervenir directamente en la vida política del estado español. Eso es lo que representa Sabino Arana y el PNV. Todos los historiadores coinciden en que uno de los grandes fallos de Cánovas fue que no entendió ni el nacionalismo, ni el movimiento obrero.

SEMANA TRÁGICA.- (1909)  

Revuelta popular ocurrida en Barcelona cuando embarcaban los reservistas para la guerra de Marruecos. Esta revuelta estuvo motivada por el malestar de las familias pobres que no podían pagar la cuota para librarse de ir a la guerra, una guerra que consideraban imperialista, para beneficio de las clases pudientes. Lerroux y los anarquistas fueron los grandes inspiradores de esa revuelta, que rápidamente se manifestó como un anticlericalismo exacerbado. Fue rígidamente reprimida, siendo ejecutados algunos participantes como Ferrer i Guardia, lo que desencadenó la campaña de "Maura, no"

ALGECIRAS, CONFERENCIA DE (1906). Conferencia celebrada en Algeciras por la que se reparten Marruecos entre España y Francia. Para España fue el Norte; el Rif. Marruecos iba a ser una fuente de problemas posteriores. Lo del espejismo de los Castillejos se hizo una realidad. BARCELONA-MATARÓ.- Este fue el primer trayecto ferroviario en España en 1848. El proyecto fue dirigido por un ingeniero británico e inglesas fueron las maquinarías y el personal, hasta los guarda agujas.
PACTO DEL PARDO.- Acuerdo tomado entre Cánovas y Sagasta en 1885, a la muerte de Alfonso XII, por el que se consolidó el turnismo entre el partido conservador y liberal. Dicho turnismo iba a dura hasta 1909, aproximadamente,  que se rompería.
MAINE.- Este es nombre del barco estadounidense que explotó en el puerto de la Habana en 1898. Los americanos rápidamente culparon a los españoles del incidente y lo aprovecharon para enviarle a España un ultimátum que en la práctica era una declaración de guerra. Las causas de la explosión son todavía desconocidas aunque las últimas investigaciones apuntan a un accidente (tesis que mantuvo la comisión española desde el principio). En definitiva, el incidente del Maine fue utilizado por EEUU para declararle la guerra a España que tenía grandes intereses económicos y políticos en la isla. EL EJERCITO Y CÁNOVAS.- Cánovas práctico una política con el ejército destinada a limitar la actuación de él al ámbito militar y lo consiguió. Una orden de 1875 establece que el Ejército debe defender la independencia nacional y no intervenir en las contiendas partidistas. Como contrapartida se establecieron, también, límites en la acción de los civiles en cuestiones militares. El protagonismo civil del ejército duró hasta 1917, con la aparición de las juntas de defensa y en 1923 Primo de Rivera dará el golpe de estado que inaugura su dictadura, quebrando cincuenta años sin intervenciones militares. Todo un record para la historia de España. 

SAGUNTO, PRONUNCIAMIENTO.- En 1874 Martínez Campo en Sagunto da el pronunciamiento que termina con la I República e inaugura la Restauración, pese a la oposición de Cánovas a este golpe de estado.

HUNDIMIENTO DE LA ESCUADRA DE CERVERA EN SANTIAGO.- En el desigual enfrentamiento de la marina española con la estadounidense en la guerra de Cuba se dividió nuestra flota en tres escuadras; una en Filipinas que fue derrotada en Cavite. otra en Santiago de Cuba y la tercera se quedó de reserva en Cádiz. A la escuadra mandada por Cervera se le ordenó dirigirse a Santiago de Cuba, lo que el almirante hizo burlando el bloqueo estadounidense, frente a ella se situó una flota americana. El almirante Cervera manifestó con toda claridad que no se podía luchar contra los americanas pues éramos claramente inferiores. Se le ordenó que saliera al encuentro de los americanos y la derrota fue estrepitosa; los siete barcos españoles fueron hundidos, con 350 muertos y 160 heridos, los americanos tuvieron un muerto y dos heridos. El mismo Cervera tuvo que llegar a tierra a nado, siendo apresado posteriormente por los ganadores. LA FILOXERA.- Es un tipo de chinche parásito de la vid, oriunda de América del Norte, que alimentándose de las raíces y de las hojas de la planta destruye las cepas. Llegó a Francia procedente de un barco americano destruyendo sus vides, por lo que el negocio del vino en España tuvo un gran desarrollo. Pero este desarrollo fue momentáneo, pues también llegó a España y tuvieron que replantarse los viñedos desapareciendo una gran cantidad de ellos. La única solución estribaba en injertas las cepas con la variedad americana inmune en las vides europeas, pero ella era una solución a medio y largo plazo. Las pequeñas explotaciones no resistieron esta plaga. Esto contribuyó en gran manera a la crisis agraria de finales de siglo. Ello junto con la crisis del trigo nacional debido a la competencia del trigo argentino, ruso y americano, provocó el triunfo definitivo del proteccionismo, a través del Arancel de Cánovas, en 1890.
QUINTAS.- El sistema siguió vigente como en tiempos de Isabel II. Un quinto de los mozos aptos debían ir a la guerra. Si te tocaba por sorteo se podía pagar una cantidad en metálico para librarse. La suma de dinero oscilaba entre 1.200 y 2.000 pesetas. La exención del servicio militar era uno de los principales favores que podía hacer un político . Esta cantidad no estaba al alcance de las familias humildes y algunas de las clases medias se endeudaron con tal de librar a sus hijos del servicio militar. Esto se denominaba "rendición a metálico". Durante la guerra de Cuba, éste fue uno de los principales temas de la campaña socialista en contra de la contienda. Este sistema estuvo vigente desde 1837 a 1931, exceptuando 1873, con la primera república. La contestación popular a esta medida fue muy fuerte, como por ejemplo los sucesos de la Semana Trágica. REGENERACIONISMO POLÍTICO.- Tras la crisis del 98 se impuso en España el movimiento ideológico del regeneracionismo. Si todos partían de la misma base; España estaba atrasa y en decadencia como había demostrado el "desastre", las alternativas para salir de esa situación fueron totalmente distintas. Se presentaron cuatro vías; la primera fue la de los partidos dinásticos, representados por Maura, Canalejas y Silvela. La segunda fue la de los partidos republicanos y socialistas que proponían el cambio del sistema político. La tercera fue la de los nacionalismos periféricos y su alternativa la basaban en la implantación de un estado federal y la cuarta era la militar, que creían necesario "un cirujano de hierro" que arreglará la situación. Esa fue la vía de la dictadura de Primo de Rivera.
ASAMBLEA PARLAMENTARIA.- En 1917 se reunieron en Barcelona una serie de parlamentarios, en contra de las órdenes del gobierno, procedentes de los partidos no dinásticos, principalmente nacionalistas y republicanos. Su demanda principal era la disolución del régimen existente, la creación de un gobierno provisional que convocase Cortes Constituyentes, además reivindicaban el carácter federal del estado frente al centralismo existente. También aplaudían el movimiento de las Juntas de Defensa. sus limitaciones eran su escasa representatividad y la heterogeneidad de los grupos que participaban. Ante la presencia de las fuerzas de orden público se disolvieron. HUELGA GENERAL DE 1917.- Tras el acuerdo entre la UGT y la CNT en 1916 y en contexto de la crisis del 17, ambos sindicatos con el apoyo de otros sindicatos y partidos de izquierda secundaron una huelga general en la que reivindicaban un gobierno provisional que asumiera el poder ejecutivo y preparara unas elecciones libres para Cortes Constituyentes. La huelga no contó con el apoyo ni de la asamblea de parlamentarios ni de las juntas de defensas, al contrario el ejército la reprimió fuertemente. No obstante, la huelga del 17 es un hito importante en la crisis de la Restauración.
JUNTAS DE DEFENSA MILITARES.- Agrupación de militares para defender sus intereses. Actúan a modo de sindicatos, apareciendo en 1917 y sosteniendo una importante lucha contra el gobierno. En Abril del 17 el gobierno quiso disolverla pero Alfonso XIII, siguiendo en su línea intervencionista, se negó. El primer ministro García Prieto dimitió y fue sustituido por Eduardo Dato, quien aceptó sus peticiones para conservar el apoyo del ejército frente a una situación tan inestable como la de aquellos momentos.  Las Juntas de Defensa expresan el descontento militar existente por la pérdida del nivel adquisitivo, los ascensos por méritos de guerra de los africanistas y la inestable situación política. Cuando aparezcan los otros dos componentes de la crisis del 17 no sólo se van a mantener al margen sino que van a colaborar en la represión de la huelga del 17.
CELEBRACIÓN DEL 1º DE MAYO.- La celebración del 1 de Mayo como el día de los trabajadores se consolidó con la Restauración. La principal reivindicación  fue la jornada laboral de ochos horas. Así ocurrió el 1º de Mayo (celebrado el domingo 4) de 1890 y así se haría posteriormente. Tanto ímpetu se puso en esta reivindicación que un obrero socialista barcelonés bautizó la fiesta como de "Nuestra Señora de las Ochos Horas. En 1890 se inicia este ritual obrero- en palabras de Pérez Ledesma- con un código común de procesiones, consignas y concentraciones masivas, que tanto influiría en la conciencia de la clase trabajadora. Para conseguir la jornada de las ocho horas hubo que esperar 29 años, pues se consiguió en 1919 después de la gran huelga de la Canadiense. CONDICIONES LABORALES DE LOS TRABAJADORES ESPAÑOLES EN 1900.- "En Andalucía y Extremadura las ganancias conseguidas - mediante trabajo a destajo de todos los miembros de la familia, de sol a sol (más de 16 horas al día) no sumaban lo bastante para asegurar, ni siquiera, una alimentación suficiente durante todo el año... En la industria o en las minas, el trabajo era igualmente duro y largo, pero el salario era mayor que en las tareas agrícolas. A comienzo de los años 70, la jornada en las fábricas o talleres era con frecuencia de 14 horas; sólo en Cataluña parece que eran normalmente jornadas de 12 horas. El tiempo de trabajo fue reduciéndose en las siguientes décadas hasta llegar a 10-11 horas" Carlos Dardé. En 1919, tras la huelga de la Canadiense, el gobierno firmo la jornada de 8 horas.
LA LEY DE FUGAS.- La vuelta al poder del conservador Eduardo Dato llevó a la promulgación de la Ley de Fugas, verdadera ley antiterrorista que manejó a su antojo el gobernador barcelonés; el general Martínez Anido. Consistía en que las fuerzas del orden público podían disparar y matar a un detenido si este hacía ademán de huir. A la ley de fugas, se le sumó el terrorismo patronal, junto con la reacción radicalizada de la CNT convirtieron a la Barcelona de los primeros años de la década de los años veinte en una Chicago española. LOCK OUT.- Cierre de las empresas por parte de los patronos como represalia por las reivindicaciones obreras, o después de que los trabajadores hubieran realizado una huelga y las conquistas fueran muy importantes, como en el caso de la Canadiense. Cuando esto ocurría sobre los salarios no percibidos en las jornadas de huelga, se sumaban los no percibidos por el cierre patronal. El lock out está prohibido actualmente en España
HUELGA DE LA CANADIENSE.- A principios del siglo XIX empiezan en Barcelona los conflictos sociales más importantes de la historia del obrerismo español. Todo empezó con una huelga en la Canadiense, una empresa mixta de capital español y canadiense, que abastecía de electricidad a la ciudad, debido a que la empresa había despedido a unos obreros por su militancia sindical. La huelga duró cuarenta y cuatro días, los trabajadores consiguieron sobre vivir gracias a la solidaridad de otros trabajadores. Mientras tanto la ciudad estaba paralizada no funcionaban los transportes público y por la noche Barcelona no tenía electricidad. La respuesta solidaria, disciplinada y pacífica de los obreros dirigidos por la CNT causó una gran impresión. El asunto parecía resuelto, el gobierno declaró la jornada de 8 horas. Pero pocas semanas después el conflicto revive debido a la exigencia, no aceptada, de los trabajadores de que pusieran en libertad a los presos. La fuerza de la CNT es tremenda, los patronos se asustan y crean los sindicatos libres, en realidad pistoleros pagadas a sueldo. En 1921 se produjeron sólo en Barcelona cien muertos por este motivo.  

MOVIMIENTO OBRERO ENTRE 1900 Y 1923.- El socialismo tenía más adeptos en Madrid, País Vasco y Asturias. La UGT en los primeros años del siglo XX triplicó el número de afiliados. En 1920 fue un año difícil, pues tuvieron que decidir si se integraban o no en la III Internacional comunista, con sede en Moscú. Tras fuertes discusiones, la minoría partidaria de incorporarse ... se escindió del PSOE y creó el P.C.E. en 1921. El anarquismo renació entre 1907 y 1910. Comenzó en Barcelona, que junto con Andalucía y Valencia fueron las que más afiliados tuvieron. En el anarquismo se dieron dos posturas: 1) el anarcosindicalismo, defendido por Pestaña o Seguí, que propuso la defensa de los interese obreros a través de los sindicatos. 2). Los libertarios o socialrevolucionarios que deseaban la destrucción del capitalismo con todas las armas posibles. Las huelgas y manifestaciones son efectivas en las ciudades, pues sus efectos son inmediatos. La existencia de numerosos braceros disponibles en el campo provocó la sustitución de unos trabajadores por otros (esquiroles) cuando se efectuaba una huelga. Por ello, el campesino desde 1878 prefería la acción directa (quema de cortijos, asesinatos, destrucción o robo de cosechas...) La CNT y UGT actuaron conjuntamente desde diciembre de 1916 y en 1917 huelgas generales se convirtieron en auténticos movimientos revolucionarios. La huelga de la Canadiense de 1919 empezó siendo un gran éxito de los trabajadores (se consigue la ley que impone la jornada laboral máxima de ochos horas) pero acabó con una enorme represión de las fuerzas de orden público y la persecución de los líderes obreros. Desde entonces y hasta 1923 creció el pistolerismo y el gobierno, a través del gobernador civil de Barcelona, general Martínez Anido, aplica la "ley de fugas" contra los terroristas" García Almiñana y otros.

HUELGA. INSTRUMENTO FUNDAMENTAL DE LOS TRABAJADORES. LABORAL Y POLÍTICO.- A principios del siglo XX asistimos a la utilización de la huelga como el instrumento fundamental para conseguir sus reivindicaciones laborales. La radicalización del movimiento obrero español es progresiva en esta época. La huelga implicaba pérdida de salario, que se compensaba con la solidaridad entre los obreros, y, sobre todo, el enfrentamiento con las fuerzas del orden público. Un paso más adelante en esta utilización de la huelga, es la aparición de la huelga general, donde ya las reivindicaciones tienen un carácter más político, se busca, como en 1917, la destrucción del sistema político existente.
REPRESIÓN SOCIAL o Pistolerismo catalán.- En 1920, entre noviembre y diciembre, fueron asesinados en Barcelona treinta y tres obreros, diez policías y tres patronos. La autoridad militar comenzó a aplicar la ley de fugas contra los sindicalistas más destacados. En respuesta Mateu, Nicolau y Casanellas, miembros de la CNT, asesinaron al Eduardo Dato en Madrid. Los atentados se sucedieron en 1922, los sindicatos libres (de los patronos) herían a Ángel Pestaña y mataban a Salvador Seguí. El efecto que buscaban lo consiguieron, el sector duro de la CNT se hizo con el mando y reaccionaron matando al gobernador civil de León y al arzobispo de Zaragoza, entre otros. El pistolerismo barcelonés siguió hasta la dictadura de Primo de Rivera.