Tema 18. La actividad pesquera en España: Significado de la pesca en España. Regiones pesqueras de España y principales caladeros. Importancia creciente de la acuicultura.

España es un país marítimo, lo cual queda demostrado por la existencia de 7.900 km  de costa, pero ya que la actividad pesquera está determinada por el medio físico la producción en nuestras costas es escasa en relación al dato anterior. La razón hay que buscarla en que casi toda la producción marina se realiza en aguas superficiales (donde se encuentra el mayor aporte de fertilizantes, energía lumínica, carbono, fósforo, etc.) en la llamada plataforma continental y principio del talud oceánico hasta los 800-900 metros  y esto lo encontramos en el océano Atlántico, sobre todo las costas onubenses y Galicia, mientras que el Mediterráneo es bastante más pobre exceptuando el mar de Alborán. Ocurre que la P. Ibérica tiene muy poca plataforma continental. Aunque tuvo mucha importancia, actualmente tiene un papel secundario, acusada por muchos problemas. La acuicultura se presenta como una alternativa a ellos.
I.- Significado de la pesca en España
I.1.- Importancia del sector y problemática

Tradicionalmente ha sido una actividad importante, sobre todo en algunas zonas como Galicia, Cantábrico y Canarias, que daba vida no sólo a la propia actividad pesquera, sino a los puertos y a las industrias relacionadas. Representaba un modo de vida muy extendido en las zonas litorales antes de la aparición de otras actividades como el turismo. Hoy día ha pasado a tener un papel secundario, no sólo en nuestra economía sino en la forma de vida de amplias regiones.
Significación económica. España está en el grupo de cabeza de las estadísticas pesqueras mundiales (volumen y valor de lo desembarcado, y el tamaño de la flota). Es el mayor productor de la UE (15,8% en 2007). Pero todo esto  contrasta con el escaso peso que supone en nuestro PIB (0,5%) aunque sube hasta algo más del 1% si tenemos en cuenta las actividades derivadas (armadores, actividades portuarias, comercialización y transformación). Una de las principales razones de que se mantenga a un nivel destacado internacional es el alto nivel de consumo de pescado por persona y año (48 Kg), lo que sin duda está favoreciendo el mantenimiento del sector en una coyuntura que no es favorable.
El sector pesquero presenta una grave problemática a tres niveles. En primer lugar, a nivel jurídico, debido a que la nueva ordenación jurídica del mar impide faenar a la flota española en caladeros que le eran tradicionales, en segundo lugar tenemos una flota anticuada y poco productiva y en tercer lugar poseemos un caladeros internos sobreexplotados y contaminados.

I.2. Recursos materiales y humanos: flota, artes y población
La estructura de la actividad pesquera viene dada por la población empleada en el sector y por las características de la flota pesquera.
1.2.1 Población
La población activa ocupada en la pesca es el 0,46 del total en el año 2000 y se define por su disminución y envejecimiento. La disminución se debe a la crisis del sector, que ha llevado a la reducción de la flota y a la mecanización del trabajo. El envejecimiento afecta a la mayoría de la población que trabaja la flota artesanal. A pesar que históricamente ha englobado a un número de trabajadores significativo, a partir de los años 70 se ha ido produciendo una disminución hasta alcanzar aproximadamente al 0,5 % de la población activa total, a lo que hay que añadir  que se trata de una población envejecida  (30% mayor de 45 años en el 2006).
Las causas de este descenso se debe a instauración de las 200 millas como Zona Económica exclusiva a partir de 1974, que perjudicaba claramente a España, que como ya vimos tiene costas de escasa rentabilidad y la flota se veía irremediablemente a faenar en otras aguas. Y posteriormente la entrada en la UE y la aceptación de la PPC (Política Pesquera Común) que obligó a la flota a modernizarse, a reducirse y a una disminución del número de capturas.

1.2.2 Flota y artes
La flota se caracteriza por su dualidad y por su excesivo tamaño. Existe, por un lado una flota artesanal, tradicional, poco competitiva y de bajura, pero, por otro lado, tenemos una flota de altura muy competitiva y moderna. En cuanto al excesivo tamaño viene dada por el crecimiento desmesurado de la década de los sesenta con unos precios del petróleo muy baratos y libre acceso a las aguas internacionales. Con la crisis del petróleo y la nueva legislación internacional ese modelo vino en crisis dejando a la flota española con un excesivo número de barcos. En función de las técnicas empleadas se pueden distinguir dos grandes métodos:
a. Pesca de bajura, de técnicas artesanales, de carácter familiar y de desarrollo cerca de la costa y  de corta duración (un día).
b. Pesca de altura, que emplea técnicas más avanzadas (congeladores, radares, etc.), se relaciona con grandes empresas y se realiza lejos de las costas y el periodo de tiempo puede alcanzar el año.
Nuestra flota es mayoritariamente de bajura (80%) y se halla en franco retroceso, siendo el número actual de unos 13.000 buques.

 
1.2. 3.Especies capturadas y volúmenes.
1.3.1.Especies capturadas
El 90% de las especies capturadas son peces; el resto son moluscos y crustáceos. Hay que destacar dentro de los peces al pescado blanco (merluza y pescadilla) y las sardinas, las anchoas, el atún y el bonito.
1.3.2.Volúmenes
El volumen de pesca desembarcada se ha visto reducido espectacularmente, debido a las nuevas circunstancias (agotamiento de caladeros internos, prohibición y limitación de los exteriores, ...). Esto explica que España ha pasado de ser un país exportador de pescado a ser importador, tanto para el consumo diario como para satisfacer la demanda de las industrias transformadoras y conserveras.

I.3.- Significación regional
Del mismo modo, ha variado el significado económico y las repercusiones sociales de la actividad pesquera, que gravita hoy sobre el Atlántico en detrimento del Mediterráneo.
Cantábrico y Galicia conserva su primacía pesquera en España, pues aporta un tercio de las capturas y casi la mitad del empleo pesquero.  Y a pesar de haber seguido una evolución paralela a la del resto de España, con una reducción notable de la pesca desembarcada y numerosos conflictos sigue siendo una actividad importante tanto en el empleo directo como en las actividades relacionadas, debido a que dispone de una excelente flota y realiza su producción lejos de sus costas preferentemente.En las costas suratlánticas, la pesca fundamentalmente es  de bajura y  tiene más importancia social que económica. La flota se aproxima a los 3000 barcos con un fuerte componente artesanal y un marcado carácter de actividad a tiempo parcial. El litoral mediterráneo  ha llegado a unos niveles mínimos de producción por el agotamiento de las pesquerías, obsolescencia de la flota, pesca  muy tradicional y por la sustitución de esta actividad por la del turismo.La pesca canaria tuvo su edad de oro entre los años 1961 y 1980, su significación pesquera radicó en la explotación del banco sahariano, muy favorecido por la corriente de Canarias. El cambio de coyuntura en el mar le privó de los caladeros tradicionales y convirtió sus puertos en base de operaciones de las flotas del Atlántico suroriental. 
II.- Regiones pesqueras de España y principales caladeros
España se encuentra organizada en ocho regiones pesqueras (noroeste, cantábrica, tramontana, levantina, surmediterránea, suratlántica, balear y canaria). La más importante por sus capturas es la del noroeste, seguida de las otras regiones atlánticas (la canaria, la cantábrica y la suratlántica).
A.- Regiones

Región Noroeste
Galicia conserva su primacía pesquera en España, tanto por volumen de capturas, como por ejemplo. Ha seguido una evolución paralela a la española, con una reducción notable de las capturas y un número importante de conflictos. Junto con la flota de la región cantábrica pesca en los caladeros comunitarios del Atlántico norte y en aguas muy alejadas, pues dispone de una excelente flota
Región Suratlántica
Se caracteriza por la importancia de su pesca de bajura, por lo que está presente el carácter artesanal de la flota y un gran arraigo social (el ejemplo de Barbate es clarificante). Ha sufrido una gran disminución, sobre todo, a raíz de que España no renovara los acuerdos pesqueros con Marruecos.
Litoral mediterráneo
Se está llegando a unos niveles mínimos de captura por la sobreexplotación y contaminación del litoral. Todavía son importantes las capturas de sardinas, merluza, besugo, rape, lenguado... La flota está obsoleta y predomina la pesca de bajura y artesanal.
Región Canaria
Tuvo su época dorada en la década de los setenta y ochenta. El cierre del banco subsahariano le ha privado de sus caladeros internacionales y ha convertido sus puertos en base de operaciones del resto de la flota española en el Atlántico sur.
B.- Caladeros

Caladeros nacionales
 Los caladeros nacionales no ofrecen abundantes recursos pesqueros porque la plataforma continental es reducida y la sobrepesca, debida a la demanda creciente de pescado, ha provocado su agotamiento. En ellos se practica una pesca litoral o de bajura, cercana a la costa, que utiliza todo tipo de artes. La flota es principalmente artesanal, en pequeñas embarcaciones (menos de 20 TRB o toneladas de registro bruto)
Principales caladeros:
Los caladeros nacionales son los que discurren desde nuestras costas hasta la distancia de 200 millas náuticas que componen la Zona Económica Exclusiva de aguas jurisdiccionales. Coinciden con las regiones pesqueras arriba mencionadas y presentan además del problema de la escasa extensión de la plataforma continental una grave sobrepesca, lo que obliga a realizar paradas biológicas para mantener la producción.
 
El resto de los caladeros Comunitarios son aquellos correspondientes a las aguas de los demás países miembros, corresponden a aguas del océano atlántico oriental, mar Cantábrico, Mar del Norte y zonas mediterráneas. Para poder llevar a cabo la producción la flota tiene asignada unas cuotas de pesca y debe someterse a unas medidas que buscan hacer sostenible la actividad (especies, tamaños, técnicas utilizadas y zonas).
Los caladeros internacionales, para los que hay que llegar a acuerdos pesqueros entre esos estados y la UE, son:
· Atlántico noroccidental, donde se captura fundamentalmente bacalao y fletán.
· Atlántico Centro Oriental, principalmente en las aguas de Marruecos, Mauritania y Senegal: merluza, crustáceos, atún,…
· Atlántico Suroccidental, en las aguas de América del Sur, principalmente las aguas entre Argentina y las islas Malvinas: pez espada, atún, merluza,…
· Atlántico Suroriental, en las aguas de Angola, Namibia y Suráfrica: merluza, rape, rosada,…
· Océano Índico occidental, que abarca una gran extensión, desde las costas de Mozambique hasta la India: atún, crustáceos, merluza, cefalópodos.
III.- Importancia creciente de la acuicultura en España

Esta actividad puede definirse como la técnica de cultivo de organismos acuáticos, incluyendo peces, moluscos, crustáceos y plantas acuáticas, tanto en ríos como en aguas marinas y con fines comerciales. Por lo tanto es un intento de preservar el medio ambiente alternando una actividad productiva con la mera depredadora, además de suponer una alternativa a los problemas derivados del uso de aguas de otros países, que a veces, como es el caso de Marruecos plantean muchos problemas.
Se ubican bien en aguas continentales, en estanques, en aguas marinas o áreas marítimo-terrestres (albuferas, salinas, etc.)
Los cultivos se pueden realizar:
· Horizontales: parques de cultivos, bancos naturales.
· Verticales: suspendidos en el agua o fijos al fondo en bateas o empalizadas.
· Jaulas flotantes o sumergidas.
La Comunidad que ha desarrollado desde hace mucho tiempo esta actividad es Galicia, que es la primera productora nacional, seguida de Andalucía, Murcia, Cataluña, Valencia o Canarias.
Las especies cultivadas son variadas: trucha, rodaballo, lubina, mejillón, salmón, esturión, etc.
Entre los años 2004 y 2008 la producción acuícola en España ha aumentado; con aproximadamente 290.000 mil toneladas de producción de peces y moluscos durante el año 2008, nuestro país se sitúa a la cabeza de Europa en este sector, siendo Galicia la comunidad autónoma la que sustenta el primer puesto con un 70% de la producción total, en la que destaca el mejillón (78%).
En la UE la producción es del orden de 1,3 millones de toneladas, y por un valor de unos 3 200 millones de euros, constituyendo un 20,3 % del volumen total de la producción pesquera de la UE. Su participación en la producción acuícola mundial asciende a un 2,6 % en términos de volumen y a un 5,1 % en términos de valor.

Versión para imprimir  Actividades    Vocabulario